Barichara, Colombia

Salimos de Bucaramanga en la mañana dirección San Gil. La carretera atraviesa el cañón de Chicamocha, por lo que es un recorrido placentero y bonito de hacer.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La primera parada la hicimos en un pueblo llamado Curití. Si alguien conoce la zona, sabrá que para llegar a San Gil uno no pasa por Curití. Pero es una buena forma de ahorrarse un peaje. En Colombia pagas peajes por el camino para circular por lo que en España conocemos como una carretera nacional de doble sentido. Qué sentido tiene? Pues lo desconocemos, pero los peajes existen, se pagan, y se esquivan. Conviene por lo tanto ir haciendo paradas por el camino, preguntando a lugareños si hay peajes de camino y si hay forma de esquivarlos. Y este era el caso. Un poco antes de llegar al peaje, meterse por un camino que lleva a Curití, y de ahí ir hacia San Gil. Ya que lo atravesamos hicimos un alto en el camino para verlo y para ver las cosas que hacen con fique, realmente bonitas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Así pues, tras una pausa en Curití seguimos hasta San Gil, donde paseamos y nos informamos sobre posibilidades para dormir. San Gil gracias al turismo sobre todo, tiene ya un tamaño considerable. Merece la pena ir sobre todo para practicar alguno de los numerosos deportes de aventura que se ofrecen en la zona. Nosotros preferimos seguir hacia Barichara y mirar de instalarnos por allí.

Preguntando por el pueblo donde podríamos alojarnos, nos hablaron que arriba del mismo, cerca de la piscina, había un pequeño pinar donde en otras ocasiones se habían instalado otros como nosotros. Sonaba bien y tras inspeccionar la zona nos instalamos. Pronto descubrimos que en una pequeña tienda cercana alquilaban baño y ducha por módicos precios, por lo que estábamos más que listos.

Barichara es un pueblo demasiado bonito, tanto que se termina convirtiendo en una especie de parque temático. Como le pasa, a mi parecer, a sitios como Alquezar, en España. Que está todo tan cuidado que parecen de mentira. Sin embargo, suerte la nuestra de estar en temporada baja (aun así se ve movimiento de turistas). Es el típico lugar, en el que si vienes un día de temporada alta, te vas no queriendo regresar nunca. Sin embargo, días bajos tienes hasta la opción de compartir con los lugareños autóctonos. Conocimos personas muy interesantes que se acercaban al coche al ver nuestro despliegue, además generosas y abiertas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Se estaba tan bien que decidimos quedarnos varios días, 3 noches en total. El clima caluroso de día y fresco de noche invitaban a quedarse. Además la tranquilidad del pueblo, su gente, sus vistas.

Uno de los días hicimos el Camino Real que lleva a Guane. Son algo menos de dos horas de ida, y lo mismo de vuelta. El camino es un paseo agradable aunque a la vuelta el calor era muy fuerte. Guane nos gustó mucho también. Predominan los fósiles ya que hace millones de años, allí hubo un mar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otra cosa que nos gustó mucho en Barichara es un parque municipal que se encargan de montar y cuidar los niños del colegio, basándose en el cuidado del medio ambiente y el reciclaje. Van haciendo los caminos, colocando las piedras, plantando árboles etc.

Anuncios

Un comentario en “Barichara, Colombia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s