Las Lajas. Saliendo de Colombia hacia Ecuador

Frontera

Frontera

Hasta donde nosotros estudiamos Ecuador no pertenece a América Central, pero si viajas en carro hasta el sur de Colombia, merece la pena un cambio de planes para conocer Ecuador. Siempre se tarda un rato en llegar al sur de Colombia, ya que las distancias son más lentas que largas. Además, Ecuador es bastante pequeño, y el combustible bastante más barato que en su país vecino. Así que en realidad no hay mucho más que pensar. Ya hacía días que lo teníamos claro!

De hecho en un primer momento queríamos cruzar la frontera por Lago Agrío, la zona amazónica, pero con el desvío a Sibundoy surgió de nuevo un nuevo rumbo. Sibundoy está más cerca de Pasto que de Mocoa, y a su vez Pasto está más cerca de Ecuador.  Tras el día de carnaval continuamos viaje dirección Pasto.

Todo fue bastante rápido por lo que continuamos al Santuario de las Lajas, a unos 12 km con Ecuador. Allí llegamos ya tarde, estacionamos en un parqueadero público y pasamos la fría noche durmiendo dentro del carro.

Sorprende levantarse bien temprano para ir a ver el santuario antes de cruzar a Ecuador, pensando que ningún loco anda a las 7 am llegando al santuario, y de repente cruzarse con pequeños grupos de personas que se regresan tras haberlo visitado, a horas en las que comienzan a abrir los pequeños cafés.

El santuario, al cual se dirigen muchas personas con la esperanza y la fe de hallar un milagro en sus atormentadas vidas, goza de una fama al estilo de Lourdes. Por eso de camino comenzamos ya a encontrar placas, que sumarán tranquilamente el millar, de familias, grupos e individuos agradeciendo a la virgen el milagro concedido.

1.Santurario Las Lajas (34)

Y en el enclave del santuario, uno entiende la frase de que la fe mueve montañas.

Nosotros no le pedimos mucho porque no somos creyentes, en realidad sólo pedíamos que no nos la clavarán con el desayuno y que no hubiera que pagar entrada, y una vez más milagro concedido. Sin embargo, es un sitio bastante impresionante y bonito, desde el punto de vista arquitectónico, de naturaleza y de fe.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después de tomarnos un café caliente con un pan y un trozo de queso, continuamos hacia la frontera. Estábamos cerca, pero a veces los trámites o las colas pueden enlentecerte mucho.

Martes de carnaval, todo el mundo de bochinche, día feriado en Ecuador. Resultado, un cruce de frontera liviano y fugaz. Visto y no visto. Ni una cola, ni un atasco, nada de nada. Llegar y sellar salida de Colombia, a su vez hacer entrega del permiso que nos otorgaron para el carro. Un poco más adelante, sellar entrada en Ecuador y sacar el permiso para el Aguacate.  Un ambiente muy agradable, mucha sensación de seguridad y un bonito sol que que anunciaba un buen día. De hecho ese día no se pagan peajes. La gente sólo anda preocupada en lanzar un buen cubo de agua al vecino. Y es que aquí el carnaval lejos queda de disfrazarse, el objetivo es lanzar agua, espuma o lo que sea al todos los que pasen por tu lado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Simpatía de la casa al entrar te dan un mapita del país con los puntos de interés y las carreteras principales, que para quienes llegamos sin nada más es un buen punto de partida para situarte.

Primer destino en Ecuador: Otavalo y su Plaza de los Ponchos. Aunque queríamos empezar por la costa, como el retorno por todo el interior iba a ser bien duro en cuanto al frío, decidimos ir a equiparnos primero.

Anuncios

2 comentarios en “Las Lajas. Saliendo de Colombia hacia Ecuador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s