La República de Arepistán se estrena en Mompiche

Un día de venta.

Un día de venta.

Con un rotundo éxito a nuestro parecer, La República de Arepistán abre sus puertas por fin en Mompiche, costa de Ecuador.

Fueron muchas las ideas, las idas y venidas y el trabajo relacionado con Arepistán. Sin embargo, luego quedaba lo más complicado. Arrancar. Y es que no es fácil, y es necesario verse aquí para darse cuenta de ello.

Para empezar, viajar así requiere de cierto aprendizaje, el cual entendemos que nunca cesa, pero que al comienzo utiliza más energías de las habituales. Por otro lado, la mayoría de los sitios hasta ahora visitados, no terminaban de inspirarnos para empezar con la arepera, y no llegábamos a quedarnos el tiempo necesario para animarnos a probar.

Y es que es nuestra primera vez. Y cómo en todas las primeras veces, uno está lleno de dudas y de incertidumbres. Donde colocarse, si alguien se molestará por hacerle la competencia, si nos llamarán la atención, cómo organizarse, qué se necesita, qué nos falta, qué se va a ofrecer, cuántos rellenos, cuántas arepas, cuánto comprar de cada cosa, y todas las preguntas que uno se pueda imaginar, sumado a montar un puesto en el carro, que no es lo mismo que disponer de una gran cocina.

Llevábamos casi una semana en Mompiche, primera parada larga en todo el viaje. Y teníamos dudas sobre si inaugurar aquí o no. Por un lado este pueblo tampoco tiene tanto movimiento, pero por otro lado todo el mundo nos estaba animando a probar. Al final decidimos arrancar ya que para saber hay que probar. Además lo vimos como una oportunidad de empezar poco a poco, cogiendo el ritmo, y aprovechar que el pueblo es calmado para resolver parte de las dudas mediante la experiencia.

Y la verdad, es que ha sido todo un éxito. Empezamos un sábado, y hemos estado 4 días en total, alternos, vendiendo una media de 40 arepas a dólar, en unas 3 horas en la tarde. Vienen gente del pueblo y turistas. Todos están contentos, sanos y salvos, repiten, nos preguntan que cuando vendemos, nos hacen compañía, nos cuentan sus historias mientras comen, y nosotros disfrutamos con el trabajo y con el buen rollo que se genera alrededor del aguacate.

Damos fe que las arepas de Arepistán son “cojonudas”.

Y es un lujo viajar así. Primero porque cada días sacamos lo suficiente para cubrir los gastos de dos o tres días en Mompiche. Sientes que de vez en cuando te puedes dar un capricho, que tampoco está mal. Y lo mejor de todo, es que rápido te integras en el lugar, formas parte de la dinámica del pueblo, del entorno. Conoces a muchas personas, con las que luego compartes una cerveza o una ola en el mar.

Estamos muy felices. Felices de ver como cuaja un proyecto común en el que tanto habíamos trabajado. Felices de cómo nos fluye. Del ambiente que generamos. Y de lo contenta que se va la gente con nuestras arepas.

Anuncios

Un comentario en “La República de Arepistán se estrena en Mompiche

  1. Geniales!!! Me.encantáis!!! Desde luego ha sido.todo.un acierto pero nadie mejor Q vosotros para hacer Q ese proyecto sea un existo!!! Sois admirables!!! Disfrutad, aprovechad!!! Y a degustar arepas!!!
    Un besazo enorme chicos!!!!😘😘😘😘😘😘

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s