De paso por Guayaquil

P1060609

Nosotros no teníamos mucho interés en pasar por Guayaquil. En un primer momento las ciudades grandes no es lo que buscamos, salvo que puedan tener un interés cultural fuerte, como Cuenca, Quito etc. Guayaquil más bien moderna, e insegura no entraba en nuestros planes. Cuando oíamos hablar de ella a otros ecuatorianos serranos, muchas veces era para advertirnos de los peligros que podríamos encontrar, nos recordaba a la Venezuela que hemos dejado atrás.

Sin embargo, circunstancias de la vida, tuvimos que pasar una noche allá. Una grata sorpresa, ya que pudimos comprobar que nada tiene que ver con el ambiente en Venezuela. Es posible que viviendo allí sean necesarias ciertas precauciones, pero cualquier cosa queda lejos de los niveles de inseguridad y de “desarrollo” de la Venezuela de hoy. No tuvimos tiempo de mucho. Llegamos para ampliar la estancia del carro y de Fabricio, pero acababan de cerrar, por lo que fuimos al Malecón, estacionamos el carro y anduvimos paseando hasta bien entrada la noche. Un malecón muy nuevo, y agradable, hecho para el disfrute de todos, en una ciudad cara pero limpia y ordenada.

Se acercaba la hora de dormir y no teníamos ni una idea de donde podriamos quedarnos. Decidimos probar los bomberos. Más de un viajero nos ha comentado lo de pinga que es dormir en un cuartel de bomberos. Pero no era el lugar adecuado. En Guayaquil, están céntricos y no disponen de demasiado espacio, por lo que no acostumbran a recibir overlanders. Sin embargo, nos dijeron que en esa misma calle no había problema en quedarse, puesto que un par de cuidadores pasan la noche velando por los carros de la zona.

Nos acercamos a hablar con ellos y efectivamente no había problema. Claro que dormimos dentro del carro, el centro de una ciudad no es lugar donde desplegar la carpa de techo… El ventilador de 12v que compramos en Colombia nos salvó de una noche angustiosa de calor, para convertirla en un descanso tranquilo y fresco.

A la mañana siguiente madrugamos para hacer la gestión, en vano, porque por lo visto, sólo podemos hacerla 48h antes de que se acabe nuestro tiempo legal en el país. Divertido cuando uno sólo se ha quedado a dormir para hacer dicho papel… pero bueno como lo poco que paseamos nos sorprendió gratamente compensó el desembolso económico que implica pasar por Guayaquil,15 o 20 dólares en total entre cenar, desayunar, y los parkings precio Europa (se que es poco pero hay que ponerse en nuestro lugar, todos los parámetros cambian!)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s