¡SwissWassi le da la bienvenida a Perú!

Atardecer Swiss Wassi

Atardecer Swiss Wassi

Entrar a Perú, con idea de ir a Tumbes a solicitar una visa en el Consulado de Ecuador, que por lo visto ya no existe desde febrero no tiene precio. Pero como todo en esta vida, no hay mal que por bien no venga.

El cruce de frontera fue hasta ahora el más hermoso. Un edificio enorme, bastante nuevo, donde de una vez sellas salida de Ecuador, entrada en Perú y solicitas la entrada del vehículo. (La salida del vehículo de Ecuador entre semana y en horario de oficina también se hace allí mismo, el resto del tiempo en un edificio que hay antes de llegar a este).

Todo limpio y pulido, de hecho me recordó a Alemania, concretamente porque había bastantes carteles indicando el uso obligatorio del paso de cebra, y en una de esas que crucé por donde mis pies decidieron, en vista de lo desértica que estaba la carretera, me pegaron un pitido y una llamada de atención más propia de un alemán que de un peruano. Sobre todo que luego sales de ahí y te encuentras que casi todo vale…

Lo primero una vez realizados los trámites, con seguro SOAT en mano, era buscar donde quedarnos, en algún lugar cercano a Tumbes, en la costa, ya que deberíamos ir entre semana para resolver la gestión en el Consulado.

Por casualidad, o más bien, por un dibujo de autocaravana que tienen fuera, llegamos al SwissWassi, pasado Zorritos, donde entramos con idea de quedarnos una noche, y pasaron sin darnos cuenta nada más y nada menos que una semana. Es un lugar privilegiado, con acceso directo a la playa, el pedazo de playa más lindo de la zona, ya que lo tienen bien cuidado, y con bellas palmeras, donde hay sitio para campers, siendo hasta ahora el mejor lugar en relación calidad precio, de todo el viaje.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lugar regentado por Melba y Jacques, una pareja suizo-peruana, que junto con Dante y la compañía de dos lindos perros, te hacen disfrutar cada rato de la estancia. Tiene aquellas comodidas que siempre necesita uno de vez en cuando y la belleza de estár en el sitio exacto cuidando los detalles, pero manteniendo un aspecto natural del lugar.

Volviendo a los perrros, Goloso, uno de ellos, es de esta raza peruana de perro sin pelo. Yo no había oído hablar de ella, y el primero que vimos, en Mompiche, negro, calvo, con una franja de pelo recio, rubio quemado, como cuando me lo teñí yo de pequeña con agua oxigenada, a lo largo de todo el lomo…. lo primero que pensamos es que se había quemado o estaba enfermo, que cosa más espantosa… Y los pocos que había visto después me seguían dando repelus y poca simpatía. Pero Goloso, cambió mi concepto, fue una reconciliación con esta raza. Es un perro majísimo.

Coincidimos con 6 campers más con los que además de experiencias y consejos de viaje, compartimos varias actividades: baños de barro en unas termas cercanas,

incluyendo baño en piscina caliente con fuego incluido en el anochecer, noche de pizza y peli,

comida arepera al más puro estilo arepistán,

pescado a la parrilla…

Difícil arrancar de aquí, aprovechamos de lavar, poner al día el blog, investigar un poco nuestro itinerario a seguir y disfrutar de la playa.

Entre todas estas, salimos a Tumbes para mi visa, lo cual fue una operación fallida, pero aprovechamos de cambiar las crucetas del cardan delantero del carro y de hacer algo de compra.

Anuncios

Un comentario en “¡SwissWassi le da la bienvenida a Perú!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s